No es coworking para freelancers

 · Actualidad, Coworking, Coworking y Empresa

No.

No sólo.

El coworking no es sólo para freelancers. Tendemos a pensar que el concepto coworking va directamente asociado al profesional independiente (al autónomo, vaya) y que además se dedica al diseño gráfico, al marketing o a la programación. Pues nada más lejos de la realidad, oiga.

No cabe duda que ese es uno de los perfiles más típicos, pero reducir el espectro solamente a ese tipo de profesionales sería un error. Típico no es único, de hecho, cada vez  tenemos más atípicos entre nuestros coworkers.

Quiero contaros algunos casos de profesionales y empresas que tienen cabida perfectamente en nuestro coworking:

  • Consultoría/asesoría/ingeniería: nuestro suelo lo pisan profesiones tan tradicionales como un asesor laboral, dos ingenieros, tres abogados y consultores en RSC o en Recursos Humanos.
  • Periodismo: de ámbitos muy específicos como la gastronomía (Food Marketing) o el musical (Town Feeling)
  • Diseño de producto: gente que está creando y fabricando cosas increíbles como los abanicos Khu Khu London o las camisetas 100% orgánicas de The Vintees.
  • Negocios off-line: como una revista de actividades infantiles (AgendaDeIsa), una agencia de modelos (Sara Miko Agency) o una agencia de estudios en el extranjero (FPaGrado)
  • Asociaciones: contamos con dos asociaciones profesionales que tienen su sede con nosotros, ComunitAD (empresas de comunicación publicitaria) y Xarxa TIV (Traductores e Intérpretes de Valencia).

Este breve catálogo viene a colación de un anterior post en el que os contaba que en Wayco apostamos por la diversidad cultural (puedes leerlo aquí: “coworking internacional“), y ahora se complementa con esta diversidad profesional que nos encanta, poder contar con miembros de cualquier ámbito profesional y así seguir enriqueciendo nuestra comunidad.

Y no, al igual que la película No es país para viejos. No es coworking para freelancers (sólo)
Porque no sólo de autónomos vive el país, también tenemos otras fórmulas:

– Micropymes (2-3-4-5 personas), que prefieren no trabajar aislados en la burbuja de su oficina.

– Startups, que tratan de minimizar sus costes mientras desarrollan su producto y su modelo de negocio.

– Empleados por cuenta ajena, que trabajan en remoto para su empresa, que puede estar en Murcia, Barcelona, Alemania o Eslovaquia.

– Empleados por cuenta ajena, que trabajan en un proyecto o una investigación que se sale de la línea de negocio principal de su compañía, y que buscan en el coworking esa fuente de inspiración, colaboración e innovación.

Así que ten claro que trabajar en un coworking no es cuestión de tamaño o de forma jurídica, sino de filosofía y de actitud. ¿Te atreves a probar?

Posts recomendados / Recommended Posts
Comentarios / Comments
  • Dani Serrano
    Responder

    Totalmente de acuerdo.

    He tenido la posibilidad de trabajar en un Coworking, en Móstoles, y coincido totalmente con vosotros en que un coworking no es sólo para autónomos, de hecho cuanta más diversidad tengamos al alcance mucho mejor y más se podrá nutrir un mundo del otro.

    Buen artículo!!

Deja un comentario / Leave a comment

Empieza a escribir y pulsa Enter para buscar / Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies